La fibromialgia es el dolor en los músculos y en el tejido fibroso. El dolor generalmente va asociado a otros síntomas como el cansancio, cefalea, sequedad de mucosas, etc.

Forma parte de los síndromes sensitivos centrales, que son enfermedades en las que no aparecen datos en laboratorios y radiografías y solo el experto en la materia, bajo un examen minucioso, logra obtener el diagnóstico, así expresó La Nación.

Es frecuente que los pacientes con fibromialgia tarden mucho tiempo hasta descubrir cuál es su diagnóstico. Atraviesan tratamientos sin evidencia de resultados y sufren maltrato emocional en el trabajo o entorno familiar al no ser comprendidos.

Otros meses pueden tener molestias gastrointestinales semejando un intestino irritable, molestias al orinar, dolor bajo de espalda o dolor de cabeza. En esa instancia es claro que la sucesión de problemas hará que el paciente tenga un estado de ánimo decaído. Se sentirá angustiado

La Clínica Universidad de Navarrra, en su portal web dio a conocer que es una enfermedad frecuente, con un claro predominio en mujeres, de modo que en España hasta un 4,2% de las mujeres pueden padecer la enfermedad, mientras que únicamente afecta al 0,2% de los varones.

La fibromialgia comparte algunas características con el síndrome de astenia crónica o fatiga crónica o, como recientemente se le ha denominado, enfermedad sistémica por intolerancia al ejercicio; por lo que es recomendable conocer en profundidad la historia del problema para comprender mejor el estado del paciente y llevar un tratamiento adecuado.