En un esfuerzo por detener la “bomba de tiempo” de la obesidad infantil, el Alcalde de Londres planea prohibir los anuncios de comida chatarra en el transporte público en la capital británica.

El Ayuntamiento emitió el viernes pasado una declaración del Alcalde Sadiq Khan sobre la nueva medida, él espera comentarios antes de que se implemente. La medida es un esfuerzo para frenar los hábitos poco saludables de los londinenses y especialmente los de sus hijos, ya que las cifras del Ayuntamiento muestran que el 40% de los niños de 10 y 11 años tienen sobrepeso o son obesos, lo que marca una de las tasas más altas de Europa.

Después de dar a conocer la nueva medida,  Khan escribió en su Twitter que está decidido a hacer todo lo posible para abordar este problema con los poderes que tiene y ayudar a los londinenses a elegir alimentos saludables para ellos y sus familias. Agrega que saben que los anuncios de comida chatarra crean presión sobre las familias y que los niños son particularmente susceptibles.

Según informa el London City Hall, hay una diseminación desproporcionada de la obesidad infantil en diferentes partes de Londres, ya que una persona joven en un distrito menos próspero como Barking y Dagenham tiene casi el doble de probabilidades de tener sobrepeso en comparación con un lugar como Richmond. -Upon-Thames.

Khan dijo a la BBC Radio que necesitan asegurarse de que esas familias tengan acceso a alimentos nutritivos y saludables, y no deben estar expuestas desproporcionadamente a anuncios de alimentos no saludables. Citó reglas publicitarias similares introducidas en Amsterdam como exitosas para combatir la obesidad.

Khan no ha sugerido a qué marcas o empresas se les prohibiría anunciar en el sistema ferroviario subterráneo de Londres, autobuses rojos exclusivos o cualquier otro servicio operado por Transport for London. En su lugar, él está presionando para que se prohíban los anuncios que muestran comida o bebidas con alto contenido de grasas, azúcar o sal, como dijo a Sky News.

Mike Bloomberg, ex alcalde de Nueva York, aplaudió la decisión de Khan, escribiendo en Twitter que es un gran ejemplo para otras ciudades que buscan combatir la epidemia global de la obesidad. El chef televisivo y activista contra la obesidad Jamie Oliver también anunció su apoyo a Khan, calificando su iniciativa de “increíble” y un “mensaje masivo” a favor de la alimentación saludable en la radio LBC.

Fuente: asgardias space