Por décadas los médicos alrededor del mundo se han encargado de dar a conocer a sus pacientes los beneficios de la lactancia materna, la cual es aceptada universalmente como el mejor alimento para los recién nacidos…o al menos así lo era hasta este fin de semana, cuando los Estados Unidos optaron por contradecir dicha postura.

La controvertida decisión por parte de los norteamericanos se dio a conocer dentro de la Asamblea Mundial de la Salud en GinebraSuiza, tomando por sorpresa a prácticamente todos los miembros, quienes veían en la aprobación de una resolución para fomentar la lactancia materna a nivel mundial uno de los temas más sencillos dentro de la agenda para la cumbre.

En un inicio la delegación estadounidense propuso moderar el lenguaje de la resolución eliminando el llamado a los gobiernos para “proteger, promover y apoyar la lactancia materna”; sin embargo, según detalla el New York Post, cuando dicha postura fue rechazada por el resto de la asamblea, los americanos adoptaron una postura mucho más enérgica, llegando incluso a amenazas comerciales para aquellos países que decidieran adoptar la resolución original.

Tal fue el caso de Ecuador, quien dio marcha atrás a su plan de introducir la iniciativa por temor a represalias económicas por parte de los Estados Unidos. Pero Ecuador no fue la única nación que dio marcha atrás a la implementación de la resolución, al país sudamericano le secundaron otros estados latinoamericanos y africanos, principalmente.

No obstante, hubo quienes se opusieron a la postura planteada por los norteamericanos. Particularmente destaca el caso de Rusia, la cual decidió introducir la resolución ideada por el organismo.

Estamos asombrados, horrorizados y tristes” señaló Patti Rundall, la directora de políticas del grupo británico Baby Milk Action, quien además calificó la decisión como un “acto equivalente al chantaje”.

Fuente: saludiario